Desde tiempos inmemoriales siempre han existido las rutinas para mujeres, que no son otra cosa que rutinas de gimnasio en las que se tocan pocos ejercicios multiarticulares y a muchas repeticiones. Pero ¿Por qué entrenar así? Realmente no tiene ningún sentido, si nos podemos beneficiar de ejercicios que trabajan mayor número de grupos musculares, y además hacerlo más intensamente.

Es aquí donde algunas chicas a las que he entrenado me dicen “yo no quiero ponerme fuerte” “no quiero ponerme como una culturista” y cosas así. Aunque cada vez es cierto que la gente sabe más y muchas son las chicas que acuden al gym y entrenan de una forma coherente y seria aclararé estas concepciones para aquellas personas que no tengan un conocimiento amplio de la materia puedan beneficiarse de un buen entrenamiento.

Desarrollar masa muscular no se hace en un mes ni dos al menos desarrollar una masa muscular apreciable, esto te llevará mucho más tiempo. Pero además las mujeres tienen niveles de testosterona mucho más bajos que los hombres, debemos recordar que la testosterona es una hormona fundamental en el crecimiento muscular y al encontrarse en pequeñas cantidades las chicas no van a desarrollar los brazos de Schwarzenegger.

La concepción de mujeres realmente fuertes, definidas y con una vascularización de otro planeta viene del culturismo, y cabe destacar que esas mujeres utilizan química, en otras palabras han conseguido esa masa muscular por el entrenamiento durante años y además la ayuda de esteroides (derivados de la testosterona) que cumplen un papel muy importante en la construcción de esos físicos. Existe una categoría de culturismo “menor” que es la llamada bikini, en esta categoría no se busca un gran tamaño y sin embargo las participantes entrenan con pesas y de forma pesada, te invito a que busque en internet un momento para que veas de que físicos hablo, aun así, estas chicas llevan muchos años entrenando y realizando dieta estricta. Es difícil conseguir lo que ellas han conseguido aun no estando enormes.

En mi opinión no debemos limitar ningún entrenamiento por miedo a desarrollarnos de más, sí que es verdad que muchas chicas buscan enfatizar en zonas diferentes a las de los hombres, ellas buscan piernas y glúteos más fuertes y ellos prefieren centrarse en la parte superior del torso. No es malo centrarse más en unos grupos musculares mientras veamos el cuerpo como un “todo” y le demos la importancia que merecen a los grupos musculares, de hecho he entrenado a chicas que eran capaces de realizar una buena serie dominadas en pronación y para nada tenían una espalda ancha, así que no hay excusa ¡A entrenar!